Noticias

El pago por medios digitales crece a niveles record en 2015

Las operaciones de pago digital no dejan de crecer, según apunta del informe World Payments Report 2016 (WPR) publicado hoy por Capgemini y BNP Paribas. A tenor del análisis, el volumen de transacciones digitales a nivel mundial para el cómputo total de 2015 habría crecido un 10%, hasta alcanzar los 426.300 millones de operaciones, superando así el incremento récord del 8,9% registrado en 2014 (387.300 millones).

El aumento de las operaciones de pago digital viene impulsado principalmente por el fuerte crecimiento económico en los principales países emergentes, la mejora de las medidas de seguridad —como el EMV 4 y la biométrica— y las iniciativas públicas de fomento del pago electrónico en esos mercados dada la subida constante del coste del efectivo. Sin embargo, también este crecimiento llega por la demanda creciente de servicios digitales seguros y cómodos, proveniente sobre todo del cliente corporativo, que está empujando a la banca a acelerar la inversión y su colaboración con las FinTechs con el objetivo de reducir los tiempos de puesta en mercado de experiencias digitales diferenciadoras.

El pago digital creció en todas las regiones si bien el incremento más significativo en el volumen de operaciones de pago digital correspondió a los mercados emergentes —un 16,7%—, seguido del registrado en las economías maduras —un 6%—, que siguen representando el 70,9% del volumen total mundial. Por primera vez, China adelantó a Reino Unido y Corea del Sur en número de transacciones en pago digital, colocándose el cuarto entre los diez primeros mercados, por detrás de EE.UU., la eurozona y Brasil.

Además, el informe apunta que a este escenario hay que sumar la presión ejerce sobre los ingresos de la banca transaccional la diversidad de retos externos e internos; como la reducción de los ingresos por comisiones y por intereses, la presión sobre las comisiones por servicios de cambio de divisas y la proliferación de las FinTechs. A través de tecnología avanzada, estas figuras entrantes están ofreciendo una mejor experiencia al cliente y conduciendo la transformación de sus expectativas .

“Las FinTechs, así como los Laboratorios de Innovación que se están creando en la banca, están estableciendo nuevos precedentes en la concepción de experiencias de cliente superiores”,comentó Anirban Bose, Head of Bamking and Capital Markets de Capgemini. “Ahora, la clave reside en el mix de alianzas y colaboraciones que se pueden establecer para crear los servicios digitales más innovadores en los momentos clave de interacción con el cliente durante su experiencia digital”.

Algunos bancos ya están adoptando un enfoque que prioriza “lo digital”. Según el estudio, el 79% de directivos de banca ven a las FinTechs como posibles colaboradores. Del informe también se desprende que los bancos podrían tener más oportunidades de impulsar la innovación en el servicio de banca transaccional si dan acceso a sus propios sistemas mediante las interfaces abiertas de programación de aplicaciones (API), aprovechando también los requisitos de la Directiva II sobre servicios de pago II (DSP II) 6.

Las múltiples iniciativas reguladoras hacen más complejo a los bancos el cumplimiento del marco regulador general. En este sentido, el informe recoge dos cuestiones fundamentales que están empezando a impactar al cumplimiento de la regulación de los medios de pago. Por un lado, el uso cada vez mayor de la tecnología, y por el otro, el papel facilitador que están adoptando algunos reguladores para que las entidades puedan acelerar sus tiempos de innovación en un entorno “seguro”, como el plan impulsado por la Autoridad británica de Conducta Financiera (FCA por sus siglas en inglés) que ha introducido el concepto de Regulatory Sandbox (espacios seguros para realizar pruebas de servicios y productos), y el Singularity Innovation Hub en Países Bajos.

El World Payments Report 2016 (WPR) de Capgemini, bajo la nueva colaboración con BNP, está orientado a los bancos y sus clientes corporativos. El WPR, de carácter anual, es una importante fuente de datos, tendencias y análisis en el ámbito de los medios de pago no monetarios regionales e internacionales, así como de las principales iniciativas reguladoras y de la industria (KRII) que los regulan. El estudio explora la forma en que la innovación digital está calando en las organizaciones y sus consecuencias para bancos y empresas.

Ecommerce News (27/09/2016)

http://bit.ly/2dvxWRw